miércoles, 8 de marzo de 2017

Visita al Museo de la Minería del País Vasco (Gallarta)

Foto de grupo en el Museo de la Minería del País Vasco
Foto de grupo en el Museo de la Minería del País Vasco
El pasado 16 de febrero, los guías del CIM de Barruelo nos fuimos de excursión a visitar el Museo de la Minería del País Vasco (Gallarta). Coincidimos con Haizea (su directora) y Maite en las I Jornadas de Patrimonio Minero Común y nos invitaron a conocer su museo. Por supuesto que aceptamos y aprovechando el cierre del CIM en la época de invierno allí que nos fuimos.
Antes de relataros lo que allí hicimos, quisiera aprovechar para agradecer a todo su equipo (tanto trabajadores como voluntarios) por habernos hecho sentir como en casa y acompañarnos durante toda la jornada para explicarnos en detalle cómo era y cómo es una de las cuencas de hierro más importantes de Europa.


En 1986, un grupo de ex mineros y trabajadores de la siderurgia crean una asociación para recuperar y conservar el patrimonio minero vizcaíno. Con las ganas de muchos voluntarios, consiguen crear una gran colección de elementos relacionados con la minería del hierro y las gentes que habitaban esa zona. Debido a la gran cantidad de material para conservar, en 2002 se crea una fundación en colaboración con el ayuntamiento y sitúan el museo en el antiguo matadero ya que es uno de los pocos edificios que quedan después de que en los 50 se destruyera el pueblo para crear una gigantesca mina a cielo abierto.

Museo de la Minería del País Vasco
Museo de la Minería del País Vasco

En la parte expositiva se pueden encontrar gran cantidad de documentos de la época, fotografías de los cables aéreos (ya desaparecidos), herramientas, una colección de minerales, una forja… además, ocupa un lugar especial una sala dedicada a Dolores Ibárruri (La Pasionaria) natural de allí.
Entrada al Museo de la Minería del País Vasco
Entrada al Museo de la Minería del País Vasco
Tanto en la entrada del museo, como en el patio trasero, podemos encontrar locomotoras, baldes del cable aéreo, enormes piezas de maquinaria, vagones… Y siguen llegando piezas que son restauradas por el equipo de voluntarios que mantienen vivo este proyecto.
Martillos neumáticos
Martillos neumáticos
Tras visitar el museo durante dos horas nos acercamos al poblado de “La Arboleda” donde visitamos una recreación de una vivienda minera del siglo XIX y dar un paseo por el pueblo tan bien conservado.
De ahí bajamos a ver un parque lleno de lagos y que antiguamente fue una gran mina de hierro. O mejor dicho, un conjunto de minas. Toda la zona está agujereada por decenas de minas que se extendían por todas partes y que han cambiado radicalmente el paisaje, pero curiosamente, creando un entorno muy agradable y natural. Es importante decir que durante todo el día estuvimos acompañados de Jesús, un voluntario con un enorme conocimiento de la geología e historia de la zona y que respondió todas nuestras preguntas; que no fueron pocas.
Foto de grupo en el parque de la Arboleda
Foto de grupo en el parque de la Arboleda
Llegó la hora de comer y lo hicimos estupendamente en un restaurante de la zona donde pudimos estar relajados e intercambiar impresiones. No dejamos de maravillarnos con el paisaje minero junto al mar y el contraste de las imágenes de esos mismos lugares un siglo atrás.
Guías del CIM de Barruelo frente a una casa tradicional
Guías del CIM de Barruelo frente a una casa tradicional 
Tras la sobremesa nos acercamos a ver “la corta” de la mina Concha II, un gigantesco socavón de 750x350 metros y en cuyo fondo se encuentra el punto más bajo del País Vasco. La inmensidad de este agujero no te deja indiferente y las vistas desde el edificio polivalente (todavía no está inaugurado) que se ha construido en el borde son alucinantes.


Es un lugar que sin duda tenéis que visitar, ya que además de contar una historia bastante desconocida de Vizcaya, hace una importantísima labor de conservación.
Teléfono de información y reservas 946363682



Óliver del Nozal