miércoles, 23 de noviembre de 2016

Trabajando en la rampla. El Sistema de Bancos.

Picador posteando en la rampla
Picador posteando en la rampla

Hace poco os hablábamos del sistema de testeros, uno de los más utilizados en España para ramplas verticales, pero hoy queremos tratar uno que apenas se ha utilizado fuera de Barruelo; el sistema de bancos
Se trata del último recurso, ya que es muy caro, pero el único sistema fiable en capas con alto contenido en grisú como las que podemos encontrar en la cuenca del Rubagón. Mediante este método se intentaba prevenir el temido desprendimiento instantáneo de grisú, causante de decenas de muertes en nuestras minas.
Una vez más, nos ayudaremos de los fantásticos esquemas del facultativo de minas Luis Llorente Herrero y que hemos extraído del libro "El Pozo Calero". Os recordamos que al no haber dos minas iguales, los sistemas pueden diferir unos de otros, así que nos ceñiremos a explicarlo tomando como ejemplo la capa 6 del Pozo Calero entre los niveles 380 y 430.


Sistema de bancos en el Pozo Calero
Sistema de bancos en el Pozo Calero

Si en el sistema de testeros teníamos que pensar en una escalera invertida, aquí hay que hacerlo en una escalera convencional. Esta disposición de los tajos está configurada de tal forma que el picador más avanzado es el que está arriba, justo al contrario que en los testeros, que era el de la sobreguía el que se encontraba por delante. De esta forma, el carbón al ir desgasificando lentamente, circula con mayor facilidad hacia el nivel superior y se facilita la ventilación. Al extraer en primer lugar los tajos superiores, la capa va desgasificando naturalente y así evitamos (o más bien atenuamos) los desprendimientos instantáneos , que podían venir acompañados de proyección de material. Si esto ocurre, el carbón y roca proyectados hacia delante sería capaz de tirar varios postes con el consiguiente hundimiento de la rampla.


El grisú es menos denso que el aire, por lo que tiende a subir, y mediante este sistema se favorece la ventilación. Además, cada tajo es desgasificado por el inmediatamente superior, por lo que la concentración de gas suele ser menor.


Cargue simultáneo en el sistema de bancos
Cargue simultáneo en el sistema de bancos

Otra de las ventajas de este sistema es que si en el de testeros hubiera un derrabe, el carbón que queda "colgado" (por encima de nuestras cabezas) podría bloquear los coladeros, cerrándose la ventilación y propiciando la acumulación de gas en la "corona" (parte superior de los testeros). En el de bancos esto no sucede, pero de ser así, los trabajadores podrían refugiarse en los coladeros de rellenos que quedan a su espalda y que están siempre libres.

Una de las diferencias más importantes respecto a los testeros es que entre cada dos bancos, tenemos unos macizos de protección para que en caso de que el relleno (que va colgado) se desprenda, no aplaste a los picadores que se encuentran debajo.  Estos macizos se van sacando a medida que el relleno avanza.


Picador y rampero en el sistema de bancos
Picador y rampero en el sistema de bancos

Si hablamos de las desventajas, la más importante es que hace falta un mayor número de obreros en cada rampla ya que el carbón no cae por gravedad como en los testeros, sino que un rampero tiene que ir echándolo con una pala por el coladero, bajo el cual se colocan unos tableros que van guiando el carbón hasta los vagones.
Otra desventaja es la gran cantidad de madera necesaria para contener el relleno colgado y para realizar los cuadros cerrados de los coladeros por los que baja el escombro.

Volviendo de nuevo a las ventajas, nos encontramos que los obreros están más seguros al trabajar sobre terreno firme y no necesitar "andamios" y que se aprovecha mejor el carbón, ya que lo que se pierde al deslizarse por los tableros vuelve a caer sobre el frente y no sobre los rellenos como en el sistema de testeros.

Una de las mejores cualidades que puede tener un ingeniero de minas es la de poder adaptarse al terreno, para ingeniar nuevos sistemas que se adecuen a las características propias de cada capa. Y no sólo hablamos de ahorrar en costes de producción, sino lo que es mucho más importante, la vida de nuestros trabajadores.

Si quieres saber más sobre la explotación en las ramplas o sobre cualquier otro tema relacionado con el carbón, no dudes en venir a visitarnos al Centro de Interpretación de la Minería de Barruelo de Santullán. ¡Te estamos esperando!

Óliver del Nozal