viernes, 4 de diciembre de 2015

Barruelo, el pueblo de Bárbara.

Procesión bajo el arco construido con briquetas en homenaje a Santa Bárbara (Barruelo, 1955)
Procesión bajo el arco construido con briquetas en homenaje a Santa Bárbara (Barruelo, 1955)
Si hay una fiesta que podamos decir que es barruelana, esa es Santa Bárbara. Vamos a dar un pequeño recorrido a su historia y la de la vinculación con nuestro pueblo.

Hacia el año 235, vivía en la ciudad de Nicodemia de Bitania (en la actual Turquía) una joven llamada Bárbara, que empezó a sentir atracción por un nuevo culto: El cristianismo.
Su padre, Dióscoro, era un noble pagano que para evitar que su hija cayera en la religión monoteísta la encerró en una torre. Durante un viaje, Bárbara aprovechó la ausencia de su padre para convertirse al cristianismo y convenció a los albañiles que reformaban la torre para que añadieran una tercera ventana a su habitación que simbolizaría la trinidad.
Al regreso de su padre, este se enteró del significado de las ventanas y de la conversión de su hija y preso de la ira intenta matarla, pero la roca se abre de repente y la protege. Finalmente, su padre la entrega a las autoridades para que la juzguen. Allí la torturan y condenan a muerte por decapitación y su padre pide ser el verdugo. En el momento en el que mata a su hija, un rayo cae del cielo y le fulmina, convirtiendo su cuerpo en un montón de cenizas.


Procesión de Santa Bárbara (Barruelo, 1955)
Procesión de Santa Bárbara (Barruelo, 1955)

Esta es la leyenda del rayo, por la cual Santa Bárbara es la patrona de todas las profesiones que usen explosivos o electricidad o en las que la muerte te puede llegar de forma repentina. Por todo ello, los mineros han estado siempre asociados a esta santa. Su protección no entiende de países, siendo la santa de estos oficios incluso en países musulmanes.

Los ritos y celebraciones en torno a la santa pueden variar en función del lugar en el que se realicen, pero más o menos en todas partes se celebra una misa en su honor y luego se realiza una procesión. Lo que es común en todas partes es la fecha. El 4 de diciembre.

"Hay un refrán que dice: Solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena. En la mina, esto no se ajusta a la realidad, los mineros no solo tienen presente a su patrona el 4 de diciembre. La virgen de Nicodemia está presente todo el año en muchos de los aspectos de la vida minera, no solo en las labores mineras sino en la vida familiar de los obreros" (Libro no publicado de Fernando Cuevas Ruiz).

El culto a la santa en España llega después que en el resto de Europa, introducido por los peregrinos del camino de Santiago, se va extendiendo poco a poco desde la Edad Media hasta nuestros días, pero no es hasta que la minería adquiere importancia cuando Santa Bárbara se expande de forma masiva por todas las cuencas mineras.
La primera celebración de esta festividad en la escuela de minas, se realizó en 1883, pero la Revista Minera recoge que en algunas minas aisladas como Barruelo, Almadén o Riotinto se celebra ya en 1861.
A pesar de que su mayor culto se encuentra en Asturias, Barruelo fue uno de los primeros lugares donde se celebró esta festividad hace más de 150 años y donde la devoción por la santa ha invadido todos los aspectos de la vida de sus habitantes.
Ya en los años 70 del siglo XIX, en Barruelo había pozos, concesiones mineras, cuarteles, un barrio... todos con su nombre. 


Procesión nocturna de Santa Bárbara (Barruelo, 2013)
Procesión nocturna de Santa Bárbara (Barruelo, 2013)

Santa Bárbara frente al ayuntamiento de Barruelo (2013)
Santa Bárbara frente al ayuntamiento de Barruelo (2013)

La minería se muere en la montaña palentina y con ella, el culto a Santa Bárbara, pero los barruelanos no nos rendimos e intentamos mantener viva a nuestra santa.
Es tradición, que el Coro Rubagón de un concierto en la plaza para la virgen y desde las distintas asociaciones se realizan actividades para dar un caracter especial a ese día.

¡¡VIVA SANTA BÁRBARA!!

Óliver del Nozal